Ciudad de México. Las reacciones al día anual de inversionistas de América Móvil variaron entre el agrado y la decepción luego que la empresa confirmara las expectativas de un fuerte crecimiento del flujo de efectivo, al tiempo que aumentó los planes de gasto de capital y eliminó las esperanzas de un dividendo especial.

Los ejecutivos de la mayor empresa de telecomunicaciones de América Latina dijeron el jueves a inversionistas y analistas que esperan que los gastos de capital excedan los US$8.000 millones el próximo año, muy por sobre la estimación preliminar de US$6.000 que el presidente ejecutivo, Daniel Hajj, entregó en una conferencia telefónica el 28 de octubre.

Más de US$1.000 millones de dicha cifra se destinarían a las iniciativas de la compañía en los segmentos de TV pagada y servicios triple play, una decisión que ha generado reacciones diversas dentro de la comunidad inversionista.

La empresa espera mantener similares niveles de gasto de capital en los próximos tres años, al tiempo que aumentará sus ventas y base de clientes, según analistas que participaron del evento.

Hace unos momentos, las acciones L de América Móvil perdían un 0,3% a 35,51 pesos en la bolsa de México, y seguían el alza de un 0,5% del índice IPC de acciones líderes mexicanas.