La apertura del sector de telecomunicaciones en Costa Rica no sólo dinamizará el mercado, sino que promete ampliar la oferta laboral. LaRepública.net informó este viernes que la instalación de más compañías traerá consigo la creación de alrededor de 3.500 empleos.

Ricardo Taylor, gerente de Claro (filial de América Móvil) en Costa Rica, dijo que todavía “no hay promesas de empleo abiertas, pero sí estamos buscando personas que deseen trabajar para nosotros. No todo el reclutamiento ocurre hasta el último momento de salir comercialmente. Ya tenemos una base de datos y muchas han sido las personas que nos han mostrado su interés en trabajar para Claro Costa Rica", comentó Taylor, gerente de esta empresa.

La llegada de la competencia supone para el país nuevas oportunidades de empleo en diversas áreas: servicio al cliente, ingeniería, informática, ventas, mercadeo, asesores jurídicos y desarrolladores de tecnología, forman parte de la larga lista que requerirán llenar las empresas cuando operen al 100%.

Además de Claro, han mostrado interés Cable & Wireless, Digicel, Telefónica y Tigo. Debido que el proceso de apertura se encuentra en una etapa de respuesta a varias objeciones, de momento prefieren mantenerse a la espera de las resoluciones.

De acuerdo con el cronograma, esta espera se extenderá hasta enero, cuando el Poder Ejecutivo comunique cuáles serán las tres empresas ganadoras. No obstante, esto dependerá de si en las próximas semanas se presentan nuevas objeciones y cambios en el cartel de licitación, aspecto que dependerá de la respuesta que dé la Superintendencia de Telecomunicaciones a la Contraloría.