Helsinki. Apple demandó a Nokia en Reino Unido, llevando más allá de las fronteras estadounidenses la batalla legal por patentes que enfrenta a los dos gigantes de la tecnología.

"Estamos investigando las acusaciones, que parecen basarse en la implementación de nueve patentes que ya están en disputa entre las dos empresas en Estados Unidos", dijo el portavoz de Nokia, Mark Durrant.

Las dos empresas están inmersas en una guerra legal desde octubre pasado, cuando Nokia demandó a Apple en Estados Unidos, argumentando que el fabricante del iPhone se estaba beneficiando gratis de tecnologías patentadas por Nokia.

La compañía finesa dijo que Apple le debía regalías por usar tecnología de Nokia que permite tareas básicas de los móviles, como enviar correos electrónicos o descargar aplicaciones.

Se espera que el organismo estadounidense que regula el comercio, la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por su sigla original), decida sobre algunas de las acusaciones el año que viene, pero las audiencias judiciales más importantes están previstas para 2012 en Delaware.

Un portavoz de Apple no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.