Los Angeles. Apple se unió a una serie creciente de empresas estadounidenses que han roto relaciones con WikiLeaks, al eliminar una aplicación de su tienda online que daba a los usuarios acceso al controvertido contenido del sitio, al decir que había violado sus normas.

En las últimas semanas, un grupo de compañías como Amazon.com y Bank of America han retirado sus servicios a WikiLeaks, que ha indignado a las autoridades estadounidenses al difundir miles de documentos confidenciales del Gobierno.

Pero, en un revés para las organizaciones que han cortado relaciones, grupos de ciberactivistas han atacado a empresas -como Visa- consideradas enemigas de WikiLeaks.

El fundador del sitio, Julian Assange, quedó días atrás en libertad bajo fianza en Gran Bretaña, donde trata de evitar su extradición a Suecia, que le acusa de supuestos delitos sexuales.

"Hemos eliminado la aplicación de WikiLeaks porque violaba las normas de los desarrolladores", dijo Apple en un comunicado este miércoles.

"Las aplicaciones deben cumplir con todas las leyes locales y no poner a un individuo o grupo en peligro", agregó.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, dijo que estaba considerando utilizar la ley de espionaje, según la cual es ilegal obtener información de defensa nacional con el objetivo de dañar a Estados Unidos, para evitar la publicación de información gubernamental sensible por parte de WikiLeaks.