Santiago de Chile. Una junta extraordinaria de accionistas de la estatal Corporación del Cobre (Codelco) de Chile aprobó hoy un plan de capitalización de la compañía por US$4.000 millones , informó al término de la reunión el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Explicó que de la suma total, US$3.000 millones se obtendrán a través de endeudamiento y los US$1.000 millones restantes provendrán de los flujos de excedentes de la empresa, que es la mayor productora mundial de cobre, con 1,7 millones de toneladas anuales.

"Hemos acordado (en la reunión) los contenidos del informe que entregará la empresa a los accionistas y al Congreso para implementar la ley y llevar adelante la capitalización extraordinaria de la empresa", añadió.

En tanto, la ministra de Minería, Aurora Williams afirmó que más de un 30% de la inversión del sector minero en los próximos diez años, que totaliza unos US$104.000 millones, será ejecutada por Codelco.

"La minería pública juega un papel fundamental, y para ello, tomamos una de las decisiones más importantes y emblemáticas como es la capitalización por US$4.000 millones", señaló.

Según las autoridades, la junta de accionistas también aprobó y destacó la decisión anunciada este jueves por el directorio respecto a la materialización del proyecto Mina Chuquicamata Subterránea, que supone una inversión de US$3.306 millones, la mayor en la historia de la compañía.

En ese sentido, Arenas subrayó que la capitalización aprobada hoy, "va a permitir llevar adelante" esa inversión, que permitirá a la compañía estatal mantener los niveles de producción y dar sustentabilidad financiera y estabilidad a la empresa".

Más temprano, el presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche, afirmó que una vez que entre en producción, en 2019, la mina Chuquicamata Subterránea generará US$1.000 millones  adicionales al año para el Estado.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Landerretche agregó que con la conversión de Chuquicamata en mina subterránea, tras más de 100 años de explotación a rajo abierto, se extenderá en al menos 45 años la vida útil del yacimiento, situado a unos 1.560 kilómetros de Santiago, en la región de Antofagasta.

Respecto de la baja del precio que ha sufrido el cobre en el último tiempo, además de los incrementos en los costos de producción y de la energía eléctrica, Landerretche aseguró que el proyecto también apunta para enfrentar esas dificultades en el largo plazo.

"Es una gran oportunidad la que genera este proyecto, que nos permite proyectar un escenario de cuatro décadas", sostuvo.

El proyecto Chquicamata Subterránea permitirá explotar parte de las reservas que permanecen bajo el actual yacimiento, que se han cuantificado en 1.760 millones de toneladas de cobre, que suponen más del 60% del total del mineral que se ha extraído en los 100 años de vida del yacimiento.

Cuando la nueva mina entre en actividad, producirá 320.000 toneladas de cobre y 15.000 toneladas de molibdeno al año.