Los diputados argentinos aprobaron este viernes una ley que promueve el uso de la bicicleta como un medio de transporte y que establece una tarifa por hora y otra por estadía, para la guarda de los rodados en las playas de estacionamientos que funcionan en la ciudad de Buenos Aires.

En rigor, la norma, sancionada con 47 votos positivos en el marco de la sesión ordinaria de la Legislatura, introduce una modificación a la ley 4.827 al agregar un inciso a su artículo 15 que regula la exhibición de precios en garajes y playas de estacionamiento.

Por ello, establece que para el caso de las bicicletas será obligatorio fijar dos categorías de tarifas: una por hora, que no podrá superar el 10% del valor que paga los dueños de los automóviles para la misma modalidad de permanencia y la otra por estadía diaria completa, que no podrá superar el precio equivalente a la tarifa mínima de dos boletos de transporte colectivo interurbano.

"Esta ley propone ser una herramienta más para consolidar los medios de transporte ecológicos, saludables y ágiles que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos", sostienen los fundamentos del proyecto impulsado por el diputado Iván Petrella.