Hong Kong. HSBC Holdings PLC reveló este lunes que su apuesta por Asia está rindiendo frutos ya que sus ganancias trimestrales casi se quintuplicaron, lo que crea una base sobre la que su nuevo CEO puede planificar el crecimiento de la empresa tras un período complejo de reestructuración.

HSBC nombró a principios de este mes al veterano John Flint como su próximo consejero delegado, continuando así con la tradición de ascender a miembros de la compañía para dirigirla. Flint asumirá el cargo de CEO en febrero del próximo año.

Con Flint, que pasó gran parte de su carrera inicial en el continente asiático, y el presidente del directorio, Mark Tucker, al frente, los analistas esperan que el giro del banco hacia Asia se acelere.

Las ganancias antes de impuestos fueron de US$4.600 millones en el trimestre a septiembre, frente a los US$843 millones en el mismo lapso del año anterior, dijo HSBC en una presentación bursátil. Los beneficios estuvieron en línea con las estimaciones de los analistas de US$4.700 millones.

A las ganancias del año anterior les afectó significativamente una pérdida extraordinaria de US$1.700 millones por la venta de su unidad brasileña y movimientos cambiarios adversos.

Sobre una base ajustada -excluyendo cualquier ítem significativo y extraordinario- los beneficios antes de impuestos cayeron un 1,4% debido a mayores gastos operativos, como resultado de mayores inversiones.