Khobar. La demanda de suministro de petróleo adicional después de la alteración de las exportaciones de Libia, un miembro de la OPEP, ha sido atendida, dijo el lunes a los periodistas el presidente ejecutivo de Saudi Aramco, Khalid al-Falih.

El ejecutivo dijo que no podía dar cifras exactas debido a que se trataba de un "cuadro en movimiento".

"Se ha respondido a todos los incrementos de las necesidades de nuestros clientes, y ustedes lo pueden verificar con ellos", dijo Falih al margen de una conferencia.

Una fuente del sector dijo el viernes que la producción de Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo, había aumentado a más de 9 millones de barriles por día (bpd).

Eso se compara con alrededor de 8,3 millones de bpd en enero, de acuerdo con un sondeo de Reuters.

El viernes, la noticia del incremento del suministro saudita ayudó a enfriar los valores del petróleo, que la semana pasada tocaron un máximo en más de dos años, al ubicarse cerca de US$120 por barril LCOc1.

El lunes, el contrato referencial Brent estaba debajo de los US$114 el barril pero el mercado seguía nervioso por las consecuencias de la oleada de inestabilidad en Oriente Medio y el norte de África.