Riad. Los precios del petróleo seguirían estabilizándose en el 2011, dijo este lunes el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, aunque expresó su preocupación por la especulación en los mercados, que dijo que se estaban alejando de los fundamentos.

"Espero que los precios sigan estables, a las tasas (los niveles) del año pasado", dijo Ali al-Naimi, el ministro más influyente de la OPEP, en una conferencia de la industria.

"Lo único que me preocupa es la presión que ejercen los especuladores, los analistas y algunos inversionistas en los precios de los mercados de futuros para impulsarlos hacia arriba o hacia abajo y alejarlos de los fundamentos", dijo el ministro.

Tendencia alcista pasajera. Los precios del petróleo iniciaron el 2010 una corriente alcista que llevó al Brent a su mayor nivel en 27 meses y lo acercó a la marca clave de US$100 por barril, que los analistas sondeados por Reuters consideran que se superará en breve.

La estabilidad de precios está en el corazón de la política petrolera de Arabia Saudita, dijo Naimi, quien agregó que esa doctrina tiene dos puntos.

"El primero es el balance de la oferta y la demanda y la disponibilidad de los inventarios comerciales apropiados (...) y el segundo es la estabilidad de los precios del petróleo a tasas que no afecten la tasa de crecimiento de la economía, en particular en los países en desarrollo", dijo Naimi.

Preferencia. Los precios se ubicaron en un rango de US$70 a US$80 por barril durante gran parte del 2010, unos niveles que Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de crudo, dijo que prefería.

Naimi no detalló algún precio preferido este lunes, pero dijo que los niveles de precios también deberían generar ingresos en los países productores.

"Se asume que esos niveles de precios le darán a las empresas petroleras, más allá de su propiedad o tamaño, los rendimientos apropiados para seguir invirtiendo en todas las fases de la cadena de valor", agregó.

Naimi declinó comentar si la producción de Arabia Saudita estaba en línea con la cuota de la OPEP, luego de que la Agencia Internacional de Energía dijo que el país estaba poniendo a disponibilidad de los mercados más crudo.