Madrid. ArcelorMittal cerró el primer trimestre del año con una pérdida de US$345 millones (unos 264 millones de euros), frente a los US$92 millonesque ganó en el mismo periodo de 2012, ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas sumaron US$19.752 millones (15.130 millones de euros), con un descenso interanual del 13%, en tanto que el resultado bruto de explotación (ebitda) bajó el 26% y se situó en US$1.565 millones (1.199 millones de euros).

La compañía detalla que las entregas totales de acero en el primer trimestre de 2013 sumaron 20,9 millones de toneladas métricas, por encima de los 20 millones de toneladas del cierre de 2012, aunque inferiores a los 22,2 millones de toneladas métricas de los tres primeros meses del año pasado.

Las pérdidas del trimestre se enmarcan en un contexto de debilidad de la demanda mundial -con la compleja situación en Europa y una ralentización del consumo en China- y menores precios de la materia prima.

En un comunicado, el presidente y consejero delegado de la siderúrgica, Lakshmi Mittal, señala que aunque las condiciones económicas siguen siendo complicadas, los resultados del primer trimestre reflejan los esfuerzos en gestión realizados por la firma para afrontar la crisis y que han conllevado una "significativa" reducción de la deuda.

Además, los pasos dados por ArcelorMittal para centrar su producción en sus activos más competitivos "están empezando a dar sus frutos", añade el directivo, que señala el sector de la automoción y de la minería como las líneas clave de negocio del grupo.

De cara al resto del ejercicio, la compañía reitera su objetivo de superar los US$7.100 millones anuales de ebitda gracias al aumento de los pedidos de acero.

ArcelorMittal ya ve signos de mejoras de cara al segundo trimestre de este año, en el que espera superar las cifras de los tres primeros meses de este año.