Bruselas. ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, prevé que las difíciles condiciones del mercado continuarán en la segunda mitad del año, particularmente en Europa, luego de que una ganancia por desinversión aumentó sus utilidades en el segundo trimestre y ayudó a reducir la deuda.

Los productores de acero a nivel mundial están luchando con la caída de la demanda en Europa y Japón y una desaceleración del crecimiento en China, el mayor productor y consumidor mundial del metal. El único punto brillante ha sido una recuperación en las Américas.

"Las condiciones del mercado en el primer semestre han sido muy desafiantes, de hecho más desafiantes de lo que esperábamos debido a una combinación de factores, sobre todo la crisis aún no resuelta en la zona euro", dijo el presidente ejecutivo, Lakshmi Mittal, en un comunicado.

El agregó que la compañía espera que las condiciones operativas sean bastante similares en la segunda mitad del año.

"Europa sigue siendo nuestra mayor preocupación y la gravedad de la situación se refleja en el desempeño de nuestras operaciones en Europa. Nuestro enfoque para el resto del año sigue siendo mejorar aún más la competitividad y la reducción de la deuda", agregó.

La siderúrgica, cuya capacidad es más del doble que su rival más cercano, dijo este miércoles que vendió menos acero en el segundo trimestre que en los primeros tres meses del 2012, pero a precios más altos y se benefició de un repunte en los volúmenes de mineral de hierro.

ArcelorMittal dijo que su ganancia trimestral de explotación (EBITDA) fue de US$2.450 millones, contra el pronóstico promedio de US$2.180 millones obtenido en un sondeo de Reuters.

Sin embargo, la cifra del segundo trimestre incluye una ganancia de US$339 millones por la venta del distribuidor de acero Skyline Steel a Nucor Corp, parte de una campaña para reducir su deuda.

Despojada de esa ganancia, su ganancia central en el primer semestre fue ligeramente inferior a la que vió la segunda mitad del 2011. ArcelorMittal había pronosticado que sería más alta.

La empresa no ofreció ninguna perspectiva concreta, pero dijo que los embarques de acero serían más bajos en el segundo semestre en comparación con el primero, con ganancias similares por tonelada. Los envíos de mineral de hierro se ven todavía con un alza de un 10% en el año completo.