El fabricante argentino de golosinas Arcor registró una emisión por hasta US$800 millones de bonos, según una comunicación al mercado local.

La compañía puede emitir en dólares u otras monedas y el cupón puede ser fijo o variable, según la presentación. Los recursos pueden usarse para capital de trabajo, activos fijos, deuda y refinanciamiento.

La última vez que la empresa estuvo en el mercado fue en junio de 2016, cuando colocó US$350 millones de un bono a siete años no rescatable hasta el cuarto, con un cupón de un 6% y a la par. La operación fue liderada por Itau, JP Morgan y Santander.

Desde entonces, esos papeles se han disparado para un precio en dólares de 106,50-107,30 o un rendimiento de 4,6% a 4,47%, según datos de Thomson Reuters.