Buenos Aires. La superficie destinada en Argentina al maíz de uso comercial 2011/12, cuya siembra empezó recientemente, será de 3,5 millones de hectáreas, por encima de los 3,2 millones sembrados con el cereal en el ciclo pasado, dijo este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El país sudamericano es el segundo mayor proveedor internacional de maíz, pero en la temporada 2010/11 su cosecha -que está prácticamente finalizada, con 21 millones de toneladas, según la bolsa- fue recortada por una sequía como consecuencia del fenómeno climático La Niña.

"Durante la precampaña comercial el entusiasmo en vistas de un nuevo ciclo del cultivo era superior al relevado hoy en día", señaló la entidad en su informe semanal, donde publicó su primera estimación para la superficie del maíz de la campaña 2011/12.

La bolsa explicó que la cautela prima en el sector por temores de que el cereal 2011/12 pueda ser nuevamente golpeado por un evento La Niña y por la falta de agua que se registra actualmente en algunas zonas productoras, lo que llevaría a muchos a recurrir al maíz de implantación tardía.

Hasta el jueves, los agricultores argentinos habían recolectado el 99,3% del área cosechable dedicada al maíz de uso comercial del ciclo 2010/11.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) estimó que la producción argentina de maíz llegará al récord de 26 millones de toneladas en la temporada 2011/12, mientras que los analistas consultados por Reuters han estimado una cosecha de hasta 30 millones.

Trigo y girasol. La siembra del trigo 2011/12 de Argentina finalizó en la última semana con un área final de 4,6 millones de hectáreas y, si bien los cultivos presentan por lo general buenas condiciones, la ausencia de lluvias en zonas productoras genera preocupaciones, dijo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Argentina es uno de los principales exportadores mundiales del cereal y según la Bolsa de Comercio de Rosario la producción del grano de la actual campaña sería de 12,5 millones de toneladas.

"En la zona centro del país, la ausencia de precipitaciones durante un largo período, comienza ajustar la disponibilidad de agua útil en la capa arable del suelo", dijo la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Los lotes del cereal necesitarán más lluvias en el futuro para poder sostener su actual buen estado, añadió la entidad.

El USDA prevé que la cosecha de trigo argentino 2011/12 sea de 13,5 millones de toneladas.

Por otro lado, la Bolsa de Cereales dijo que en la última semana la siembra del girasol 2011/12 argentino, cuya área de siembra sería de 1,86 millones de hectáreas, avanzó con lentitud debido a la falta de precipitaciones.

Hasta este jueves, los productores del país sudamericano sembraron el 12,1% de la superficie prevista para la oleaginosa, lo que representa un avance intersemanal de 3 puntos porcentuales.