Buenos Aires. - El Gobierno adjudicó este lunes contratos para la construcción y mejora de rutas a través de sociedades público-privadas (PPP) a cuatro empresas internacionales y nueve locales, que invertirán cerca de US$6.000 millones en la modernización de la anticuada red vial del país sudamericano.

Las obras -que se ejecutarán en un plazo de cuatro años- abarcarán más de 3.300 kilómetros de rutas nacionales divididos en seis corredores viales, principalmente en el corazón agrícola argentino.

El Gobierno argentino busca asegurar planes de inversión en infraestructura a través de programas PPP, en momentos en que necesita reducir sus gastos en obra pública para bajar el déficit fiscal, algo a lo que se comprometió con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras alcanzar un acuerdo de financiamiento.

El corredor vial A, que incluye obras en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires, será desarrollado por un consorcio compuesto por las compañías argentinas Paolini y Vial Agro, y la italiana INC.

Bajo la modalidad PPP, las empresas privadas financian el desarrollo de un proyecto y el Estado reintegra su inversión en acuerdos de largo plazo. Argentina espera registrar inversiones por un total de US$26.500 millones en programas PPP hasta el 2022.

El corredor vial B, que prevé desarrollos en Buenos Aires y la provincia de La Pampa, fueron adjudicados a China Construction America Inc y a la local Green SA.

El corredor C, que atraviesa a Buenos Aires y a las provincias de Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Mendoza, será desarrollado por la compañía argentina José Cartellone Construcciones Civiles.

Los corredores E y F, que incluyen la modernización y construcción de obras viales para el cordón agroportuario de Rosario en Santa Fe, fue otorgado a un consorcio compuesto por las empresas argentinas Helport, Panedile, Eleprint y la española Copasa.

Por último, el corredor vial SUR, que incluye caminos en el centro y noreste de Buenos Aires, será desarrollado por las empresas argentinas Rovella Carranza y JCR SA, y la portuguesa Mota-Engil.

Bajo la modalidad PPP, las empresas privadas financian el desarrollo de un proyecto y el Estado reintegra su inversión en acuerdos de largo plazo. Argentina espera registrar inversiones por un total de US$26.500 millones en programas PPP hasta el 2022.