Buenos Aires. La justicia de Argentina, uno de los mayores exportadores mundiales de alimentos, realizó el martes allanamientos en oficinas de la firma agroexportadora Molinos, acusada de evadir impuestos por unos US$69 millones, informó el ente recaudador oficial.

El año pasado, el gobierno realizó allanamientos en empresas multinacionales del sector por sospechas de evasión tributaria, lo que derivó en que muchas de las principales firmas -entre ellas Molinos Río de la Plata- sufrieran una suspensión de beneficios fiscales hasta regularizar su situación.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), el ente recaudador de Argentina, denunció que la compañía, una de las mayores productoras de alimentos del país, realizó entre el 2006 y el 2009 operaciones de triangulación con Chile para evitar pagar impuestos sobre sus ganancias.

No hubo nadie disponible en Molinos para hacer comentarios.

La suspensión del registro de operadores de granos que sufrió Molinos el año pasado provocó una amplia caída de sus acciones de la firma en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

La acción de la empresa perdía este martes 1,9% en un mercado con tendencia a la baja y con un escaso volumen de negocios.

El gobierno de Argentina -el principal exportador mundial de aceite y harina de soja y el segundo proveedor internacional de maíz- inició en el 2010 una fuerte ofensiva para detectar posibles casos de evasión en el pujante sector agropecuario local.