Buenos Aires.  Argentina anunció este viernes un brusco aumento en las tarifas de gas natural que llega hasta un 300%, lo que se suma a otros fuertes ajustes en los servicios anunciados por el Gobierno para reducir el elevado déficit fiscal.

Tras años con las tarifas prácticamente congeladas debido a las amplios subsidios que otorgaba el Gobierno de centroizquierda anterior, comenzará a regir a partir de abril el nuevo cuadro de costos, que mantendrá tarifas sociales para los usuarios de menores recursos, dijo el Ministerio de Energía en un comunicado.

"Debido a que la tarifa ha sido baja, ha aumentado la demanda y hoy no la podemos satisfacer con producción local", dijo a Radio Mitre el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Argentina presenta serios problemas energéticos, con cortes de energía eléctrica por falta de inversiones, y para abastecer la demanda interna de gas compra a Bolivia el fluído y cargamentos que se regasifican en plantas locales.

El Gobierno de Mauricio Macri, que asumió la presidencia en diciembre, dispuso el jueves un incremento del 100% en las tarifas del transporte público del área metropolitana de Buenos Aires y del 6% en el precio de los combustibles, mientras que adelantó que las tarifas de agua también se incrementarán en torno a un 300%.

El Gobierno había aumentado desde febrero las tarifas de electricidad hasta un 500%, aunque mantuvo tarifas sociales.