El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales  (Prosap), concretó la firma de 28 contratos de aportes no reembolsables, por 1.300.000 pesos (US$294.819), con el fin de promover la inversión privada en agronegocios de la provincia de Chubut.

La firma fue concretada en el marco de la videoconferencia realizada con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

"Los productores siempre van a contar con el apoyo del gobierno nacional cuando se trate de mejorar la producción”, detalló el ministro.

Además agregó que “vamos a seguir trabajando para que todos los productores agropecuarios de nuestro país puedan ser competitivos, porque este es un país que va a jugar en primera y vamos a necesitar de todos para continuar teniendo un rol vital en el mercado agroalimentario y agroindustrial a nivel mundial".

Asimismo, en el marco de la inauguración de la ampliación de la escuela 7710 y las mejoras en la ruta de acceso a Puerto Pirámides, el titular de la cartera agropecuaria invitó a "buscar consenso en cuanto a las políticas públicas".

Por su parte, el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, agradeció la rápida respuesta del ministro, ya que se habían reunido en Capital Federal dos semanas atrás para planificar un trabajo conjunto.

Buzzi aseguró que "tenemos una gran relación y esta ayuda demuestra el compromiso de Yauhar con los productores de la zona y la provincia de Chubut".

Hasta el momento, las operatorias Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), entregadas por el ministerio de Agricultura y el Prosap, han alcanzado a un total de más de 150 productores chubutenses, con aportes no reembolsables por casi 8 millones de pesos, generando inversiones de cerca de 25 millones de pesos.

En el acto de este miércoles, se entregaron cerca de 1.300.000 pesos, fondos que serán destinados a promover la inversión privada en agronegocios, con el objetivo de mejorar las condiciones de competitividad, la innovación y la generación de empleo, mediante la coordinación estratégica de productores primarios y Mipymes agroindustriales.