La empresa alimenticia Arcor anunció la concreción de una inversión de US$10 millones, al oficializar su ingreso al negocio de los cereales para el desayuno.

El negocio de los cereales en la Argentina mueve US$360 millones anuales y el objetivo de Arcor es incrementar de manera sensible el nivel de consumo que existe en el país sudamericano de este tipo de productos.

En Irlanda se consumen anualmente ocho kilos de cereales por persona; en Inglaterra, seis kilos; en Estados Unidos, cuatro kilos, mientras que en Argentina la ingesta es de sólo 300 gramos promedio por habitante.

Arcor es una compañía alimenticia con cuatro unidades de negocios: alimentos, -como mermeladas, conservas, jugos, polenta-; chocolates; golosinas y galletitas, pan dulce, alfajores, budines y cereales. Esta última división, de la marca Bagley, es 51% de Arcor y 41% de la francesa Danone.

"Aspiramos a llegar a liderar el mercado de cereales y en tres años duplicar el consumo per cápita y que de 300 gramos por habitante llegue a 600 gramos por persona", dijo el gerente de negocios de Bagley, Andrés Kroyer, en un encuentro con la prensa.

Para el lanzamiento de los cereales, la empresa usará sus marcas más conocidas y los dividirá en siete productos: copos de maíz Cereal Mix; copos azucarados Arcor; granola tradicional Cereal Mix; granola con pasas Cereal Mix; cereal Cindor; cereal Mogul y Ser fibras.

En los últimos seis años el segmento de cereales creció 45% y Arcor "asumió el desafío" de lanzarse en la comercialización de un producto "saludable y nutritivo", explicaron sus responsables.

Los principales consumidores de cereales en la Argentina son los niños y sus madres en un 65%, mientras que el 35% restante lo constituyen jóvenes adultos, principalmente mujeres, que lo hacen por cuestiones de salud y estética.

El actual volumen del mercado de cereales en la Argentina es de 12.600 toneladas y los líderes contra los que tendrá que competir Bagley en sus diferentes variantes son Granix, Kellogs, Nestlé, Granja Tres Arroyos y Quaker.

Los productos que comercializará Arcor van a ser elaborados por encargo por la firma proveedora Kerry, de origen irlandés, afincada en la localidad bonaerense de Luján, que ya producía insumos para las barras de cereal de la marca.

Al preguntársele cómo va el consumo de galletitas en Argentina, calculado en cerca de 12 kilos por persona por año, Kroyer dijo que es "fuerte" y que este año las que cuestan entre dos y cuatro pesos, crecieron en volumen de ventas entre un 4% y 5% en comparación al año anterior.