El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró este martes que mientras algunas automotrices bajaron sus ventas, otras las sostuvieron o, incluso, las aumentaron, descartando de esta manera que la mala situación que acusan algunas sea un tema generalizado en el sector.

En su habitual conferencia de prensa matutina en Casa de Gobierno, el jefe de ministros hizo esta aclaración antes de explicar que "hasta el momento se han comunicado suspensiones transitorias" en el sector, y que la perspectiva es que "una vez que se recuperen los niveles de comercialización" de automóviles, "se recuperarán las ventas" y se normalizarán los empleos.

Según dijo Capitanich, el Gobierno está "dando los pasos necesarios para que se vaya recuperando gradualmente el mercado automotriz, como impulsar mecanismos de estímulos para lograr una disminución en las tasas de interés que fomenten los créditos prendarios y el acuerdo con Brasil para integrar la industria automotriz".