El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, se reunió este jueves en Buenos Aires con el ministro de Planificación, Inversión Pública y Servicios de Argentina, Julio De Vido para tratar el tema de la integración energética.

En el encuentro, en el que también participó el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Vincenti Vargas, se consideró el intercambio de electricidad y gas entre los tres países y se firmó un acuerdo sobre ese tema, informó la cartera uruguaya en un comunicado.

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, en diálogo con Observa valoró positivamente el acuerdo alcanzado este jueves y señaló que el mismo “no se basa en la venta de energía sino en la compensación de gas y electricidad entre los tres países, de manera de asegurar el abastecimiento energético”.

Además, se superan los problemas causados por el alza de tarifas que imponía Argentina en momentos de fuerte demanda, “fijando un precio que cubre únicamente los costos de producción en Bolivia y de transporte en Argentina” afirmó.

El intercambio se pondrá en práctica gracias a un tratado de de energía del cual se sentaron las bases en la reunión de este jueves entre los tres secretarios de estado. Además, se determinó que las empresas estatales de los respectivos países serán las encargadas de poner en marcha los acuerdos.

Está previsto que en los próximos quince días, técnicos de los tres países se reúnan para finalizar los textos de los acuerdos.

El primer paso de este acuerdo será la venta de Bolivia a Uruguay de un mínimo de 300 mil metros cúbicos diarios de gas natural. Los únicos costos de este producto se valorarán como los de producción en Bolivia y transporte a través de Argentina, indica el comunicado, sin más precisiones.

Del mismo modo, y en función de la disponibilidad y necesidad de Uruguay, se podrá alcanzar un volumen mayor de suministro de gas para generar electricidad, agrega.