Buenos Aires. Argentina planea otorgar más permisos de exportación de granos a cooperativas del sector, en detrimento de las grandes agroexportadoras, dijo el ministro de Agricultura Julián Domínguez en una entrevista publicada el domingo en un periódico local.

El país sudamericano -uno de los principales proveedores internacionales de alimentos- aplica restricciones a las ventas externas de granos mediante un sistema de cupos, con el argumento de garantizar el abastecimiento doméstico y evitar alzas de precios.

"Queremos que (las cooperativas locales) tengan una mayor participación en el comercio de granos. (...) Esto se logra asignándoles cupos de exportación", señaló el funcionario en una entrevista difundida por el diario oficialista Página/12.

Domínguez detalló que el gobierno busca impulsar la creación de nuevas cooperativas mediante la asignación de subsidios.

El año pasado, el gobierno inició una ofensiva en el sector agropecuario que generó penalizaciones a grandes firmas multinacionales y llevó a la expulsión de Bunge del registro de operadores de granos por irregularidades fiscales.

"La rentabilidad del sector debe ser manejada por los argentinos y no exclusivamente por las multinacionales", argumentó el ministro.