Buenos Aires. Argentina dijo este viernes que negocia un acuerdo con China para exportar maíz al gigante asiático, que actualmente mantiene vedadas las compras al país sudamericano, y el gobierno espera que se aceleren las negociaciones en el 2011.

Argentina es el segundo proveedor internacional de maíz, pero China no compra cereal argentino porque su política de importación excluye hasta el momento a las variedades genéticamente modificadas.

"Se está negociando el protocolo sanitario para el acceso al mercado chino de nuestro país", dijo el Ministerio de Agricultura de Argentina a través de un comunicado, luego de una reunión entre funcionarios de ambos países.

En mayo de este año hubo en los mercados versiones de que China había comprado maíz de Argentina, aunque ningún embarque fue finalmente confirmado.

De acuerdo con el comunicado, China podría importar 5 millones de toneladas de maíz en el 2011, un crecimiento interanual del 150%, lo que abriría la posibilidad de que Argentina se convierta en proveedor de la segunda mayor economía del mundo.

Argentina tendría un saldo exportable de 18,5 millones de toneladas de maíz en la campaña 2010/11, cuya siembra está avanzando con la perspectiva de lograr un récord de 26 millones de toneladas, según datos del Ministerio de Agricultura.

A su vez, el ministro argentino de Agricultura, Julián Domínguez, afirmó que se autorizarían "en forma inmediata" cupos para la venta externa de maíz argentino, cuya exportación está regulada por el gobierno con el argumento de garantizar el abastecimiento doméstico y evitar alzas en el precio local.

"Esto es lo que charlamos con la presidenta (Cristina Fernández), porque hay un mercado internacional y precios que hacen oportuno que tome rápidamente dinámica el volumen de negocios y esto les llegue a los productores", dijo Domínguez a periodistas.

Domínguez habló durante una visita de su par chino, Han Changfu, quien llegó a Argentina luego de la decisión de Pekín de reanudar las importaciones de aceite de soja del país sudamericano, que habían estado prácticamente paralizadas por unos seis meses.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite de soja, mientras que China es el principal importador del producto.

La visita de Han es percibida como un esfuerzo de China para fortalecer sus lazos comerciales con Argentina, y el funcionario dijo que en 15 días se podría firmar un acuerdo para reanudar las importaciones de carne proveniente del país sudamericano.

China también sellará un acuerdo para importar cebada, dijo Han en una discurso en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Argentina es uno de los principales proveedores mundiales de carne pese a que el vobierno ha restringido esporádicamente las exportaciones en los últimos años para garantizar la oferta doméstica.