La construcción de un gasoducto en el Sur de la provincia de Córdoba, anunciado esta semana por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, beneficiará a la agroindustria de la región.

La presidenta, acompañada por los ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, y de Economía, Hernán Lorenzino, anunció la creación de la obra, que demandará una inversión de unos US$100 millones, de los cuales el gobierno nacional aporta US$77 millones.

En el Salón de los Escritores y Pensadores Argentinos de la Casa de Gobierno, tras una audiencia con intendentes de Córdoba, Cristina Fernández de Kirchner expresó que la construcción del gasoducto va a significar "un cambio de vida total para cada uno de los pueblitos del sur de Córdoba”.

También indicó que la posibilidad de tener gas directo va a significar una mejora “en el ahorro y en lo que hace al rendimiento económico, por el desarrollo de la industria porcina y avícola de la región”.

La obra, que se realiza a través de un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), va a durar aproximadamente 18 meses, precisó la mandataria.

Además de Yauhar y Lorenzino, participaron de la audiencia que se realizó en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno, el coordinador ejecutivo del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), Jorge Neme.

Y los intendentes de Carnerillo, Adrián Argañaz; de Charra, Marcelo Migliore; de Bengolea, Omar Farías; de Reducción, Jorge Graciano; de Las Acequias, Luis Stanicia; y de Chucul, Luis Poloni.

"Esto beneficiará a todos los productores de la zona, mejorará la competitividad local de la agroindustria, y sobre todo, va a disminuir los costos en la producción y favorecerá el agregado de valor a la producción primaria", destacó Yauhar al término del encuentro.

La obra, que beneficiará a los productores, a la agroindustria local y mejorará la calidad de vida de los habitantes de la zona, tiene como objetivo principal disminuir los costos de logística vinculados al transporte y depósito de combustibles.

En segundo lugar, asegurará el abastecimiento regular del insumo en la zona comprendida, favorecerá la competitividad de la agroindustria local y mejorará los precios relativos del sector primario bajo su influencia.

El gasoducto, que tendrá una extensión de 123,5 Km., atravesará un área central, que constituye un centro estratégico de la actividad agroindustrial.

Allí se destacan las manufacturas de origen agropecuario producidas por las industrias aceiteras, molineras, frigoríficos, láctea, y las relacionadas a la producción aviar y porcina, así como también cerealeras, seleccionadoras de maní y sus manufacturas derivadas.

Esto además es complementado por el sector metalmecánico productor de maquinaria agrícola.

El trazado del gasoducto unirá las localidades de Carnerillo y de Las Acequias, ubicadas en los departamentos de Juárez Celman y Río Cuarto respectivamente, y pasará por las localidades de Bengolea, Reducción, Charra, Chucul y Olaeta.

La iniciativa propicia la sustitución de los combustibles líquidos y sólidos por el gas natural, más económico y abundante, con el consecuente ahorro en los costos directos.

Lo que se busca es contribuir al proceso de transformación e incorporación de valor en la producción primaria regional, mediante el acceso al gas natural.