Durante el primer bimestre, las importaciones energéticas aumentaron, con un monto de US$1.285 millones y 52,5% de crecimiento.

La composición del mercado en 2012 continuó señalando al gasoil como el combustible de mayor consumo, con el 59,6%.

En el caso de las bencinas, las especiales treparon a 32,6%; la nafta común, a 0,6%; y las aeronaftas crecieron 7,2%.

La distribución del mercado de gasoil durante el año pasado continuó marcando a YPF como la empresa líder con el control del 57,5% del mismo. El segundo puesto lo ocupó Esso, con el 14,7%, seguida por Shell, con el 12,9%, y por Petrobras, con el 5,3%, en tanto que el resto de los oferentes reunió el 9,6% restante.

En el mercado de las naftas, YPF mantuvo también el liderazgo en 2012 con el 54,2%; seguida por Shell, con el 19,2%; Esso, con el 13,6%; y Petrobras, con el 6,2%, para completar, entre todas, el 93,2% del total vendido en el país.