El director por el Estado Nacional en YPF, Roberto Baratta, explicitó su oposición a la aprobación de las Memorias y Estados contables de la empresa correspondientes a 2011, y solicitó que los dividendos correspondientes al año pasado y el 2010 -que aún no fueron distribuidos- pasen a conforman una reserva voluntaria para concretar inversiones en el país.

A través de un comunicado de prensa conjunto, los ministerios de Economía y de Planificación Federal precisaron que la decisión de rechazar la aprobación de las Memorias y Estados Contables responde a que ambos documentos "no reflejan ni exponen adecuadamente la situación económica financiera de la compañía".

"Asimismo, el director solicitó que se propusiera a la asamblea de accionistas de Repsol YPF que con los dividendos correspondientes al Ejercicio 2010 –aún no distribuidos- así como los de 2011, se constituya una reserva voluntaria para inversiones, exploración y explotación de hidrocarburos en la República Argentina, para revertir así las pérdidas que tuvo la empresa durante el año pasado en la producción de gas y petróleo (...) y gasoil", señaló el comunicado.

Ambas carteras precisaron que la merma en la producción de gas fue del 6,8% el año pasado; la de petróleo 10,3%; y la de gasoil 27%.

El pedido se inscrebe en "los términos de lo establecido en la Ley de Sociedades Comerciales", sostienen las autoridades nacionales.

De la reunión de directorio de YPF participaron el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión y Director por el Estado Nacional en Repsol YPF, Roberto Baratta; junto al secretario de Política Económica, Axel Kicillof, y el Secretario de Energía, Daniel Cameron.