El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Norberto Yauhar, sostuvo que “hace falta un tipo de cobertura” para toda la producción agrícola y anunció que el gobierno estudia la implementación de un seguro obligatorio para el sector, que podría comenzar a implementarse dentro de los próximos noventa días.

“Ha sido muy clara la presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) al afirmar que hace falta algún tipo de cobertura, porque en estos últimos años hemos venido de emergencia en emergencia y el Estado ha gastado fortunas” en la atención de los sectores afectados, señaló.

Yauhar puntualizó la necesidad de diferenciar dentro de las emergencias “un estado catastrófico como es el caso de una gravísima inundación o el fenómeno de los volcanes como se ha dado en el sur”, de otras como “la sequía, el granizo o la helada en determinadas regiones del país que son situaciones que están dentro de los riesgos que corre un productor”.

El ministro indicó que, según surge de la información que brinda la Superintendencia de Seguros de la Nación, “había prácticamente un 60% de cubertura de distintos seguros en los sectores agropecuarios” y señaló la necesidad de “avanzar para que el seguro sea obligatorio a todos los sectores de la producción” agropecuaria.

“La presidenta nos ha dado instrucciones de que trabajemos con el Banco de la Nación y las aseguradoras” en el armado de un paquete de seguros “que ofrezca la gama que el productor necesite”, dijo en declaraciones a radio Continental.

“Así como una persona tiene el seguro obligatorio de su vehículo; el que tiene un camión con acoplado para ganarse la vida tiene que asegurarlo, o el que tiene un quiosco que no está el Estado atrás poniendo plata o subsidiando cuando se le incendia o sufre cualquier contingencia, ¿por qué tiene que hacerlo con el sector agropecuario que les ha ido bastante bien?", se preguntó.

“Esto es comenzar a pensar un país distinto y ayudar a que el productor tenga mayor previsibilidad, más allá de las contingencias climáticas”, dijo la autoridad y estimó que los estudios de la nueva medida estarán finalizados en un lapso de aproximadamente noventa días.

Yauhar consideró que la obligatoriedad de asegurar la producción agropecuaria “abaratará su costo” y llevará la discusión de la cobertura al ámbito del productor y la aseguradora, sin excluir la participación del Estado nacional y las administraciones provinciales en la eventual necesidad de asistir a los pequeños productores.