Un fuerte interés por explotar gas no convencional en Argentina se ha despertado entre las petroleras internacionales, como Exxon y Total, tras el anuncio realizado por la presidenta de ese país, Cristina Fernández, en diciembre de 2010, respecto al descubrimiento de un gran yacimiento ubicado en la provincia de Neuquén.

La aparente comprobación de la existencias de gas no convencional, es decir, aquel ubicado en rocas de baja permeabilidad y que encarecen los costos de su extracción, con reservas por 4,5 TCF (billones de pies cúbicos) que Repsol YPF hizo en la formación Vaca Muerta del yacimiento Loma La Lata, permite que Argentina amplíe sus reservas de gas de 6 a 16 años, de acuerdo a La Nacion.

Ante esa situación, las compañías petroleras buscan el desarrollo de un nuevo segmento de negocios y la explotación de gas no convencional es una alternativa. El 4 de enero de este año, Exxon Mobil Corp. anunció la adjudicación ­asociada a YPF­ de los bloques en Neuquén de Loma del Molle y Pampa de las Yeguas I.

Total también presentó un acuerdo de asociación con YPF ­adquirió el 42,5% de los permisos de exploración­ para buscar gas no convencional en cuatro áreas. Aguada de Castro y Pampa de las Yeguas II serán operadas por Total, mientras que la hispano-argentina hará la búsqueda en Cerro Las Minas y Cerro Partido. En tanto Petrobras, Apache y Pluspetrol también quieren picar en punta en este negocio.

Petrobras, Apache y Pluspetrol también han manifestado su interés en participar en el negocio.

Incorporación. Argentina se incorpora así al nuevo mapa energético configurado a partir de nuevas tecnologías (perforación horizontal y fractura hidráulica) que permiten explotar gas no convencional. Según la subsecretaría de Hidrocarburos de Neuquén, la provincia tendría recursos (a comprobar) por 257 TCF.

Pese al buen escenario, en Argentina la explotación de gas natural está poco desarrollado. Mientras en Estados Unidos el 26% de la producción gasífera es no convencional, estimaciones del Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG) indican que hoy sólo un 3% de las inversiones en exploración en el país se destina a este tipo de gas.

Desde 2004, las reservas de gas en Argentina vienen declinando en forma constante y con un alto impacto en la oferta energética para las industrias. "El anuncio del gas no convencional encontrado en Neuquén es importante porque amplía en un tercio las reservas de gas de la Argentina", señala el ex secretario de Energía Daniel Montamat.

Aclara, no obstante, que "esas reservas no son explotables a los precios actuales de gas en el país (2,5 US$/ M Btu en promedio). El nuevo gas tendrá un precio entre 4,5 y 7,3 US$/M Btu para aquellos compradores que estén dispuestos a pagarlo".