La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, firmó en Casa de Gobierno un convenio con Cáritas para la construcción de 1.600 viviendas sociales. "Necesitamos articuladores y no creadores de conflictos", dijo al destacar el rol de esa entidad.

En ese sentido, la  Cristina Fernández destacó el rol de Cáritas "como organizador social".

"Más de 900 mil soluciones habitacionales llevamos en el país, por eso es una alegría entregar a los vecinos su casa, porque la casa es el gran organizador de la familia, así como el trabajo es el gran organizador social", sostuvo Cristina, quien aseguró que en Argentina "necesitamos articuladores y no creadores de conflictos".

También, dijo que de acuerdo a los últimos relevamientos "los impuestos que marcaron récord fueron los relativos al consumo interno", en tanto que se registró una merma en derechos de exportación "porque afuera se está consumiendo menos".

"En 2011 la Cuota Hilton, es decir la cuota de carne premium que se vende a la Unión Europea, era 23 mil dolares y hoy, 13 mil", explicó la presidenta al encabezar un acto en Casa de Gobierno tras firmar el convenio con Cáritas para la construcción de viviendas.

Los convenios con Cáritas fueron iniciados durante la presidencia de Néstor Kirchner y las viviendas construidas tienen los mismos estándares del Plan Nacional de Viviendas.

Se trata de la sexta etapa de un programa por el cual ya se construyeron 2.732 viviendas sociales y hay 981 en ejecución.

En esta etapa se levantarán 2.444 nuevas viviendas que beneficiarán a  11 mil argentinos. De ellas, durante el segundo sementre de este año se construirán 1.580 unidades.

El acto, además de la entrega las llaves de la casa propia, incluyó también videoconferencias con Río Negro, donde se inauguraron obras viales, y con los intendentes de Lanús, en Buenos Aires, donde se lanzó el proyecto de un complejo habitacional; y de Rosario, donde se inauguró una planta de tratamiento de residuos.