Argentina inició la explotación del yacimiento de litio de Cauchari que es el tercero que ya explota este país junto al del Salar del Hombre Muerto y el Salar de Loaros, según información publicada en el portal web de radio Fides.

La nota, que toma como fuente una información del diario El Clarín de Buenos Aires, señala que a diferencia de lo que sucede con Bolivia, es la empresa privada la que se dedica a la extracción del recurso que sin embargo no será industrializado en esta región.

El yacimiento de Cauchari se ubica a unos 100 kilómetros al sur de Purmamarca, Jujuy, específicamente en la Puna. Según la información, hace un par de años se encontró litio en esta zona y actualmente las operaciones están a cargo de Lithium America.

Baterías. Como su nombre lo indica, la compañía mayoritariamente de capitales canadienses busca litio, el mineral de moda, materia prima para la colosal industria de las baterías que va desde las que se utilizan en los celulares a las que ya sirven para propulsar los autos eléctricos.

La autopartista Magna, que le compró la marca Oppel a Volkswagen, y el coloso japonés Mitsubishi son socios de Lithium. Todos están interesados en garantizar ese insumo clave. Ya recolectaron US$65 millones para los primeros 40 pozos de exploración y Cauchari les dio la sorpresa.

Al principio estimaban una producción de 5 millones de toneladas y velozmente trepó a 8,1 millones de un litio casi puro y listo para ser comercializado. Según el rotativo argentino, Cauchari se convirtió en el tercer yacimiento del mundo detrás del Salar de Uyuni en Bolivia explotado por una sociedad estatal (Comibol).