El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció una inversión de $633 millones (US$137,6 millones) que se destinarán a obras en el Ferrocarril Mitre en el plazo de un año.

En conferencia de prensa desde la cartera que conduce, el ministro señaló que en el último tiempo "hay una mayor injerencia del Estado en lo que hace a la regulación y control de los servicios públicos en general".

Asimismo, aseguró que las obras en el Mitre mejorarán la frecuencia y el confort de los pasajeros, y aclaró que no se interrumpirá el servicio durante las tareas.

Detalló que se apuntará al mantenimiento de talleres, se mejorará el material rodante y se hará renovación de vías en Tigre, José León Suárez y Mitre; al tiempo que se intervendrá en las curvas conocidas como Hipódromo y Carranza y se realizará un llamado a licitación para mejorar el señalamiento en toda la traza.

"Esto va a mejorar la frecuencia y confort de la prestación del servicio", señaló Randazzo, y agregó que "a diferencia del Sarmiento, no vamos a interrumpir el servicio por ahora".

Del total, se destinarán 341 millones de pesos en un año para infraestructura en la línea del ferrocarril Mitre, 170 millones para material rodante y 118 millones en talleres.

El ministro indicó además que la línea Mitre tiene un gasto operativo mensual de 17.546.370 pesos (US$3.814.540), además de 41.278.960 pesos (US$8.973.960) en salarios para los 2.459 empleados.

Además, valoró que "los intendentes plantearon el compromiso de trabajar en forma conjunta sobre un espacio sobre el cual se desarrolla la actividad de cada una de sus ciudades".

"A partir de la rescisión del contrato de TBA (Trenes de Buenos Aires), ha caído también el contrato de la explotación de las estaciones de trenes y la idea ahora es llevar adelante un trabajo conjunto para la recuperación de las estaciones de trenes", explicó.

Por último, destacó que la utilización de la tarjeta SUBE por parte de los pasajeros "ha sido un éxito" en esta última semana, a pesar del paro de actividades de las cinco líneas de subterráneos de Buenos Aires.

"El paro del subte hizo que quienes cargaban la SUBE en alguna de sus estaciones, aproximadamente 30% de los pasajeros, se haya tenido que desplazar hacia otro lado", pero subrayó que "se incrementó la carga y la utilización" de la tarjeta.

En conferencia de prensa en la sede la cartera que conduce, el ministro precisó que "el martes 31 de julio se registraron siete millones de viajes pagados con SUBE y más de 10 millones de tarjetas cargadas por unos $12 millones", y comparó que "este último martes (en medio de la medida de fuerza) los viajes con SUBE fueron más de 10 millones y se cargaron 14 millones de tarjetas por $27 millones".