Buenos Aires. De acuerdo con los resultados del International Business Report (IBR) 2011 de Grant Thornton, en Argentina las mujeres representan el 18% de los puestos de alta dirección. Si bien es uno de los porcentajes más bajos a nivel mundial, las cifras locales muestran una leve mejoría con respecto a años anteriores: 17% tanto en 2010 como en 2009 y 16% en 2007.

A nivel mundial, las mujeres ocupan el 20% de los puestos directivos según las empresas privadas encuestadas en 2011, una caída respecto del 24% registrado tanto en 2009 como en 2007 (en 2010 sólo se relevaron datos de Argentina).

Dentro de América Latina, Chile es el país con el mayor porcentaje de mujeres en puestos directivos (25%, un incremento del 1% respecto de 2009).

Si bien Brasil, con 24%, y México, con 19%, muestran una caída respecto de la edición 2009 del estudio, de -5% y -12%, respectivamente, ambos países se encuentran en niveles superiores a Argentina.

Por otra parte, los países que pertenecen al G7 no llegan a alcanzar la media mundial (sólo el 16% de las mujeres ocupan puestos de alto rango), mientras que, a nivel regional, Asia y el Pacífico (excluido Japón) registran las puntuaciones más altas, alcanzando un 27%. Tailandia presenta el porcentaje más alto de mujeres en alta dirección (45%), mientras que Japón y Emiratos Árabes Unidos presentan el porcentaje más bajo (8%).

Tailandia presenta el porcentaje más alto de mujeres en alta dirección (45%), mientras que Japón y Emiratos Árabes Unidos presentan el porcentaje más bajo (8%).

Situación en Argentina. En su encuesta trimestral de empresas del sector privado, Grant Thornton encontró también que el porcentaje de empresas argentinas que no poseen mujeres en la alta dirección ha aumentado a 51%, frente al 47% registrado en 2009. Esta cifra también creció en el mundo, de 35% en 2009 a 38% en esta edición.

Claudia Deprati, directora del área de Specialist advisory services de Grant Thornton Argentina, explicó que “si bien en Argentina se observan leves mejorías en la participación de las mujeres en puestos de alta jerarquía, continúa siendo muy difícil para ellas alcanzar estos roles. En la cultura empresarial argentina, al hombre todavía le resulta más fácil compatibilizar su vida personal con la profesional. En cambio, para las mujeres esto no es posible en todos los casos. Por ejemplo, que las empresas cuenten con guarderías y brinden mayor flexibilidad horaria contribuiría a que más mujeres continúen desarrollando sus carreras profesionales".

En lo que se refiere a los roles de las mujeres en puestos directivos, en Argentina, el cargo de directoras de Recursos Humanos es el más popular para el sexo femenino con 17%. En menor proporción se encuentran las directoras de Finanzas (9%) y directoras de Marketing (7%). A nivel mundial, los resultados reflejan otra realidad: las mujeres ocupan mayormente posiciones financieras (directora de Finanzas) con 22%. Esta cifra es seguida por la posición de directora de Recursos Humanos (20%), directora de Marketing y directora de Ventas (ambos con un 9%). 

Sólo el 8% de las empresas privadas de todo el mundo con mujeres en altos puestos de dirección tiene una mujer CEO, mismo porcentaje que en la Argentina. Tailandia es el país con más mujeres CEOs, con un 30%, contrastando con el 0% de los Emiratos Árabes Unidos.