El gobierno nacional licitará durante el primer semestre de 2018 las obras destinadas al tendido de 2.825 kilómetros de líneas de transmisión eléctrica, con los que se espera responder a las necesidades del sistema ante la nueva oferta de generación por la incorporación de los proyectos de fuentes térmicas, cierres de ciclo combinado y de energías renovables que comenzarán a operar en 2021.

Así lo anticipó el secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, al precisar que se trata de 9 proyectos por 2.825 kilómetros de tendido de líneas por unos 4.800 Mv asociados, y un requerimiento estimado en US$3.000 millones que serán de exclusiva inversión privada, ya que se analiza un repago de obra mediante un canon anual a 10, 15 o 20 años.

El funcionario, tras el acto de presentación de ofertas para la generación eléctrica mediante cierre de ciclos combinados o cogeneración, adelantó la decisión del Ministerio de Energía de atender la demanda futura del sistema de transporte eléctrico tras el análisis e informe técnico que recibió del sistema por parte de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Álvarez Saavedra, presidente de laboratorios Gador, precisó que "la industria representa el 36% de la demanda total energética del país", y aseguró que "el costo energético cumple un rol muy importante en la posibilidad de ser competitivos, especialmente en los productos transables".

Las recomendaciones de la empresa mayorista precisaron las obras que se requerirán para asegurar la sustentabilidad del sistema antes de 2021.

Polémica. Mientras, la Unión Industrial Argentina (UIA) le solicitó al Gobierno que la normalización de las tarifas energéticas contemplen "la competitividad" del sector fabril, y el Ministerio de Energía respondió que las empresas generadoras deben "bajar los costos de producción" para que sea posible "reducir los precios de la energía".

"Vamos a ir llegando progresivamente a precios que cubran los costos de producción, pero la incorporación de tecnología y capital en el sector energético tienen que contribuir a una baja en los costos de producción y también en los precios", afirmó el secretario de Planeamiento Energético Estratégico de la Nación, Daniel Redondo, al hablar ante un grupo de industriales en la sede de la UIA.

Redondo dijo que "no puede ser que los precios en la Argentina siempre vayan para arriba", y sostuvo que "hay que bajar los costos de producción para que bajen los precios de la energía". De esta manera respondió al secretario de la Unión Industrial Argentina (UIA), Alberto Álvarez Saavedra, quien previamente afirmó que "las tarifas tendrán que seguir normalizándose", pero pidió "que se haga en un modo escalonado en el tiempo y contemplando las posibilidades de recuperar la competitividad para la industria".

Álvarez Saavedra, presidente de laboratorios Gador, precisó que "la industria representa el 36% de la demanda total energética del país", y aseguró que "el costo energético cumple un rol muy importante en la posibilidad de ser competitivos, especialmente en los productos transables. No hablamos de autosuficiencia energética ni menos de soberanía energética que es un concepto del siglo XVII, es obsoleto y es político el uso de esos términos", aseguró por su parte Redondo.