Sao Paulo. Los Grobo, el segundo mayor productor de soja de Argentina, canceló planes para vender acciones en Brasil por la turbulencia en los mercados globales de deuda, que asusta a los potenciales inversionistas.

La compañía tomó la decisión después de que terminara un plazo legal de 60 días, según la información obtenida en el sitio web del regulador de valores de Brasil.

Una fuente con conocimiento de la operación dijo a Reuters en julio que la oferta de acciones se suspendía a causa de las desafiantes condiciones del mercado.

Los Grobo, que el año pasado dijo que planeaba aumentar a casi el triple su área de plantación de granos en Brasil en tres años, pretendía vender tanto acciones nuevas como existentes.

La compañía agrícola, en su mayor parte controlada por la familia argentina Grobocopatel, tiene operaciones en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay que se centran en el cultivo de soja y de maíz.

La compañía nunca especificó cuántas acciones planeaba vender en la oferta pública inicial, o el precio sugerido.

La cancelación de la OPI de Los Grobo es la quinta desde julio motivada por el deterioro de las condiciones del mercado.

Los temores por las crisis de deuda en Europa y en Estados Unidos arruinaron las nuevas ofertas de acciones en la mayor economía de América Latina.

Reuters no pudo contactar a un portavoz de Los Grobo en Buenos Aires.

Los Grobo habían contratado a las unidades de banca de inversión de Itaú Unibanco, BTG Pactual , Banco Bradesco y Credit Suisse para dirigir la oferta.

La compañía agrícola, en su mayor parte controlada por la familia argentina Grobocopatel, tiene operaciones en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay que se centran en el cultivo de soja y de maíz, adquisiciones de campos, logística y la producción de azúcar y etanol.