Buenos Aires. Las ganancias netas de la petrolera argentina YPF, nacionalizada en mayo pasado, cayeron a la mitad en el tercer trimestre de este año, frente al mismo lapso del 2011, por mayores costos y provisiones que no fueron neutralizados por un alza en los precios domésticos del crudo, dijo este miércoles la compañía.

La mayor empresa de Argentina reportó un beneficio de 756 millones de pesos (US$161 millones) para el período julio-septiembre, por debajo de las expectativas del mercado de una ganancia de 902,5 millones de pesos (US$188,9 millones) y un 51% menos de lo que ganó en el tercer trimestre del 2011.

YPF explicó la caída en sus beneficios por un aumento de sus costos operativos y peores resultados en algunas empresas participadas. La alta inflación en Argentina, que según estimaciones privadas ronda el 25% anual, disparó los costos de las empresas.

"El aumento en los costos operativos fue principalmente generado por el incremento del valor de las contrataciones de obra, servicios de reparación y mantenimiento, el aumento del pago de regalías a las provincias (por el mayor precio del petróleo en boca de pozo y el aumento de producción) y, finalmente, a las mayores depreciaciones", dijo la compañía en una nota a analistas.

Los precios del crudo en el mercado local aumentaron un 15,8% interanual en el tercer trimestre a un promedio de US$70,4 por barril.

Producción. La producción de crudo de YPF creció un 0,6 por ciento interanual en el período a 228.000 barriles equivalentes de petróleo al día, acumulando un alza del 4,7 por ciento en los primeros nueve meses del 2012.

El Gobierno argentino expropió el 51 por ciento de YPF que poseía la española Repsol, tras acusarla de no realizar las inversiones suficientes para evitar una persistente caída de la producción de hidrocarburos que llevó al país a realizar millonarias importaciones de energía.

La producción total de YPF retrocedió un 1,3 por ciento en el tercer trimestre a 485.200 barriles equivalentes de petróleo al día, presionada por menores volúmenes de gas natural y gas natural licuado.

"Los resultados del tercer trimestre revelan que YPF comenzó a revertir la tendencia declinante de la última década en la producción de petróleo", afirmó YPF en un comunicado.

YPF está a la búsqueda de socios para financiar un ambicioso plan de inversiones e 37.200 millones de dólares para aumentar en un 26 por ciento su producción para el 2017.

Gran parte de los fondos se destinarán a desarrollar el megacampo Vaca Muerta, que podría contener una de las mayores reservas mundiales de hidrocarburos no convencionales.

La producción de crudo y gas natural en Argentina se desplomó en los últimos años por la madurez de sus yacimientos y la falta de estímulos para la inversión, según analistas, a pesar del crecimiento de la economía.

Repsol exigió al Gobierno argentino un pago de unos 10.000 millones de dólares por su participación en YPF. La administración de la presidenta peronista Cristina Fernández se ha negado hasta ahora a negociar una indemnización por la expropiación.

Las acciones de YPF cerraron el lunes a 72,250 pesos, muy por debajo de su máximo del año de 190,5 pesos a fines de enero pasado. El martes, los mercados locales estuvieron cerrados por un feriado.