El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un crédito de US$300 millones para financiar la ampliación, rehabilitación y mejora de corredores viales de la Región Norte Grande de Argentina que conectan centros de producción con mercados locales y externos.

De este modo, se apunta a mejorar la accesibilidad, eficiencia y seguridad de vías prioritarias de la Red Vial Nacional y vías alimentadoras de la Red Vial Provincial.

Entre sus objetivos se encuentran aumentar la participación de las exportaciones de esa región sobre las exportaciones totales del país, reducir la cantidad de víctimas fatales por accidentes de tránsito, y bajar los tiempos de viaje y los costos de operación vehicular, entre otros.

"Con esta operación, el BID continúa apoyando los esfuerzos de Argentina por cerrar la brecha de desarrollo existente entre la Región del Norte Grande y el resto del país", dijo el jefe del equipo de proyecto del BID, Fernando Orduz.

La Región del Norte Grande está formada por las provincias de Catamarca, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Tucumán, Salta y Santiago del Estero, con un tercio del territorio continental argentino y aproximadamente 8,3 millones de habitantes que equivalen a 21% de la población total del país.

El nuevo programa, que fue precedido por el Programa de Infraestructura Vial Norte Grande financiado con US$1.200 millones aprobados por el BID en febrero del 2007, tiene entre sus componentes las obras de ingeniería para la ampliación, rehabilitación y mejora de rutas viales nacionales y provinciales; la realización de acciones y construcción de contramedidas para mejorar la seguridad vial; y el fortalecimiento de la gestión de las Direcciones Provinciales de Vialidad y de la Dirección Nacional de Vialidad.

Esta segunda operación permitirá expandir las acciones a otras provincias del Norte Grande argentino que no fueron alcanzadas por la primera y profundizar sustancialmente los esfuerzos en seguridad vial.

El préstamo del BID tiene 25 años de plazo, con 5 años de gracia y una tasa de interés variable basada en LIBOR, y cuenta con una contrapartida local de US$33,5 millones.