Buenos Aires. La cosecha de maíz del ciclo 2011/12 de Argentina sería de 20,8 millones de toneladas, por debajo de los 21,3 millones estimados previamente, debido a los efectos de una sequía, dijo este jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Una severa escasez de agua afectó a la principal región agrícola de Argentina, el segundo exportador mundial de maíz, entre diciembre y enero, lo que golpeó a los rendimientos del cereal, en particular los lotes sembrados de manera temprana.

No obstante, las lluvias abundantes a partir de la segunda mitad de enero evitaron mayores pérdidas, aunque en algunas zonas las precipitaciones se han tornado excesivas, generando dificultades en el trabajo rural y hasta algunos daños en los cultivos.

"Luego de realizar nuevos relevamientos en las zonas más afectadas por la sequía, hemos ajustado la proyección en 500.000 toneladas menos, quedando la nueva proyección en 20,8 millones de toneladas", detalló la Bolsa en su reporte semanal.

Los productores argentinos ya comenzaron con la recolección de los 3,7 millones de hectáreas sembrados con maíz de uso comercial 2011/12, según el organismo.

Por otro lado, la entidad no realizó cambios a su estimación de la producción de soja 2011/12, que mantuvo en 46,2 millones de toneladas.