Buenos Aires. En el marco de la reunión de la Mesa Nacional de Peras y Manzanas, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina y la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, acordaron poner en marcha un Fondo Rotatorio destinado a atender las necesidades más urgentes de los pequeños y medianos productores del sector.

La medida se formalizó durante un encuentro en la sede de la cartera agropecuaria, encabezado por la Secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, Carla Campos Bilbao; el Subsecretario de Desarrollo de Economías Regionales, Luciano Di Tella, y el Director Nacional de Emergencias y Desastres Agropecuarios, Haroldo Lebed, informó el Ministerio en un comunicado.

Se trata de un Aporte No Reembolsable otorgado a la Federación para la creación de un fondo destinado a productores de hasta 20 hectáreas implantadas totales, que recibirán beneficios por las primeras 10 hectáreas. Estará enmarcado en la Ley de Emergencia Agropecuaria y su aplicación será propuesta por la propia Federación (condiciones de acceso y operatoria).

Durante el encuentro, tanto el Ministerio como la Federación dejaron en claro que en el mediano y largo plazo resultará necesario llevar adelante políticas de transformación productiva en el sector de peras y manzanas, que apunten a generar alternativas de comercialización para mejorar el precio que percibe el productor.

De esta manera, ambas partes consideraron que la solución estructural es la promulgación de una Ley de transparencia comercial y seguridad jurídica, tema que será tratado en una próxima reunión con la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

Por su parte, el secretario de Política Económica, Roberto Feletti, recibió a los miembros de la Mesa Nacional de Peras y Manzanas para escuchar la situación de la problemática frutícola en la región.

Feletti dijo que, a su juicio, no hay razones objetivas para que se produzcan cortes en las cadenas de pagos frutícolas del sector.
Para profundizar el análisis de los planteos realizados por empresarios y productores, Feletti convocó a una Mesa de Trabajo con todos los sectores para buscar una alternativa superadora que regularice la cadena de pagos del sector frutícola, que garantice el sector primario.

Situación del sector. Dentro del escenario frutícola de la región, los empresarios actualmente facturan entre US$760 y US$860 millones anuales. Del total producido se exporta el 80% de dicha producción y el 20% restante se destina al consumo interno. Los productores exigen que los empacadores liquiden el kilo de manzana a 0,29 centavos de dólar, -cerca de 1,20 pesos-, pero los empresarios argumentan que no pueden subir el pago porque afrontan pérdidas globales de cien millones de pesos, que podrían incrementarse durante el próximo año.

En síntesis, la controversia se plantea entre productores frutícolas que critican el incumplimiento del pago de 0,29 centavos de dólar acordado en la Mesa Frutícola como precio de referencia por kilo de pera y manzana, y lo que efectivamente pagan las empresas a los chacareros, valor que se encuentra por debajo de los costos de producción.