El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y representantes de las entidades que nuclean a estaciones de servicio avanzarán durante la tarde de este miércoles con la implementación de un sistema de controles que asegure el abastecimiento de combustibles al mercado interno.

El viernes pasado, el ministro se había reunido con esos dirigentes, entre ellos el secretario de la Confederación de Expendedores de Combustibles e Hidrocarburos de Argentina (Cecha), Raúl Castellano, y acordaron un nuevo encuentro para este jueves.

La idea es implementar un sistema de control de inventario de combustibles que permita detectar faltantes, y actuar en consecuencia para garantizar el correcto abastecimiento del mercado.

Tras aquella reunión, Castellano mostró su pleno acuerdo al señalar que "la iniciativa es valiosa y nosotros (por los estacioneros) vamos a apoyarla porque el objetivo es asegurar el abastecimiento" de combustibles.

Este miércoles, De Vido aseguró que "si YPF no cumple con su obligación de proveer combustible, el Estado va a garantizar el abastecimiento del mercado".

Al respecto, mencionó que "la producción nacional que deberá ser puesta a pleno, tal como exigen los contratos de concesión y venimos planteando junto con las provincias".

En tanto, el presidente de la petrolera Repsol YPF, Antonio Brufau, está nuevamente en Buenos Aires para presidir la reunión de directorio de la empresa.

La presencia de Brufau coincide además con la llegada al país del secretario de Estado para Iberoamérica del gobierno español, Jesús Gracia Aldaz.

Desde la empresa dijeron este miércoles que, "de momento, Brufau no tiene agendada ninguna reunión con autoridades del gobierno" en esta visita.