El Ministerio de Trabajo de Argentina dijo que no descarta extender la conciliación obligatoria que impide los despidos en la minera brasileña Vale, que el mes pasado anunció la cancelación de un gigantesco proyecto para extraer potasio en el oeste argentino.

"De no alcanzarse una solución, el Ministerio tiene expresas instrucciones de la Presidencia para poner en marcha el procedimiento preventivo de crisis para que el plazo de cobertura de los trabajadores se extienda 30 días más", dijo el ministro de Trabajo argentino, Carlos Tomada, en declaraciones difundidas por el Gobierno en su sitio web.

La cartera laboral dictó el mes pasado una conciliación obligatoria para evitar el despido de cerca de 3.000 trabajadores involucrados en el cancelado proyecto de Vale, medida que estará en principio vigente hasta el próximo 22 de abril.

"El Gobierno extremará todos los recursos y acciones para poner por encima de todo la defensa del empleo en Argentina", advirtió Tomada, quien aseguró que el Ejecutivo busca "garantizar la paz social" en este conflicto.

Vale anunció a inicios de marzo la cancelación del megaproyecto Río Colorado, que es considerado "estratégico" por el Gobierno de la presidenta argentina, Cristina Fernández.

La empresa argumentó que "en el contexto macroeconómico actual los fundamentos económicos del proyecto no están alineados con el compromiso de Vale de una disciplina en el destino de recursos del capital de la compañía y de la creación de valor".

El proyecto preveía la explotación de un yacimiento de potasio en el departamento mendocino de Malargüe, el tendido de una línea de ferrocarril, la instalación de un puerto y una generadora propia de electricidad.

La empresa había invertido ya unos US$2.000 millones sobre un total inicialmente previsto de 5.900, que fue elevado a US$8.600 millones apenas dos meses después de iniciar el proyecto.

Finalmente, según Vale, la inversión iba a llegar hasta los US$10.900 millones.