Buenos Aires. La firma agroexportadora Noble invertirá US$50 millones en la construcción de una planta de biodiésel en Argentina en las cercanías de Rosario, uno de los mayores polos agroexportadores del mundo, dijo el miércoles la presidenta Cristina Fernández.

La nación sudamericana es uno de los principales proveedores globales de biodiésel, gracias a fuertes inversiones del sector en tecnología y a una amplia oferta de aceite de soja, un insumo básico de ese biocombustible.

Los ejecutivos de Noble "me venían a comunicar una nueva inversión de US$50 millones en una planta de biodiésel", dijo Fernández, tras reunirse con los directivos.

La planta que edificará Noble -una empresa que tiene participación de capitales chinos- se ubicará en el área de Timbúes, al norte de Rosario.

En la misma zona, la empresa ya posee una planta procesadora de aceites, en la que ya invirtió unos US$300 millones desde el 2006, señaló Fernández.