Buenos Aires. El gobierno argentino obligará a las filiales locales de Royal Dutch Shell PLC y Petróleo Brasileiro SA (Petrobras), a aumentar la producción de combustible, informó el miércoles el Ministerio de Planificación.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, dijo que las compañías redujeron intencionalmente la producción de combustible para hacer subir los precios.

El funcionario declaró que el estado intervendrá para garantizar que las refinerías operen a su máxima capacidad y que, de ser necesario, se regularán las exportaciones para garantizar el abastecimiento del mercado local.