La Paz. Entre abril y junio de este año, el precio del gas natural que Bolivia exporta al mercado argentino registró un alza del 9% respecto al primer trimestre. En este periodo, la cotización ha pasado de US$5,5725 a US$6,0771 el millón de BTU (unidad térmica británica).

A la par del precio, que ha subido gracias al repunte en la cotización del petróleo en el mercado externo, los volúmenes enviados al país vecino también se han incrementado entre enero y abril on relación a similares periodos de 2017 y 2016.

Contractualmente, el precio del gas natural que Bolivia exporta al mercado argentino se calcula trimestralmente en función de la evolución de los precios de una canasta de derivados del petróleo intermedio de Texas (distintos tipos de gasoil y fuel oil).

Según la Primera Adenda al Contrato de Compra-Venta de Gas Natural suscrito entre las estatales Energía Argentina SA (Enarsa) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Bolivia debe enviar este año para la época invernal, que va del 1 de mayo al 30 de septiembre, un volumen mínimo de 20,9 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y un volumen máximo de 24,6 MMm3d del combustible fósil.

Argentina ya propuso a Bolivia subir el precio del gas y aumentar los volúmenes despachados en invierno. A cambio, la administración del presidente Mauricio Macri pide al Gobierno boliviano enviar menores cantidades del energético durante el verano.

“El contrato se extiende hasta 2026, pero necesitamos y ya estamos negociando una mayor flexibilidad. Estamos dispuestos a pagar más por el gas que llega del invierno para tomar menos gas en verano y más en invierno”, declaró días atrás el ministro argentino de Energía, Juan José Aranguren.