Buenos Aires. La multinacional de biotecnología Monsanto aseguró que "tiene la intención de seguir operando el sistema de regalías en la Argentina, en la misma forma que se ha implementado hasta ahora, hasta que la compañía acuerde con el gobierno una alternativa aceptable" y que “el reconocimiento en tecnologías de soja es legal” a través de un comunicado, después de las conversaciones que mantuvo con el Gobierno Nacional.

Como consecuencia de la resolución que sacó el Ministerio de Agroindustria que dió por tierra los sistemas de detección y control utilizaba Monsanto para detectar la procedencia de la soja ya cosechada dispuesta para la exportación, las charlas entre el Gobierno Nacional y la multinacional comenzaron.

A raíz de estas, la empresa se manifestó firme en que "la toma de muestras y detección de la tecnología en el punto de entrega del grano continuará y que se mantendrá operativo el sistema de verificación y reconocimiento de las tecnologías en soja".

Además, indicaron desde la empresa que los “contratos privados serán reconocidos y respetados, incluyendo los de los miles de productores incluyendo los de los miles de productores, acopiadores y exportadores que apoyan las nuevas tecnologías en la Argentina” y “la propiedad intelectual será respetada en todo y cada uso de la tecnología patentada, tanto dentro como fuera del país”.

“Monsanto tiene la intención de seguir operando el sistema de regalías en la Argentina, en la misma forma que se ha implementado hasta ahora, hasta que la compañía acuerde con el gobierno una alternativa aceptable” y que “el actual sistema de reconocimiento de las tecnologías en soja está creado para garantizar el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual de Monsanto y fue diseñado en el marco de la legislación argentina y los tratados internacionales”, expresaron desde la compañía.