Buenos Aires. En Argentina comprar o vender granos es una tarea difícil por estos días debido a la gran adhesión de los productores al paro convocado por la Mesa de Enlace de ese país en rechazo a los cupos de la exportación de trigo y maíz establecidos por el ejecutivo desde 2006 que garantiza el abastecimiento interno e impide mayores precios, obligando a los productores trigueros a vender sus granos a los molineros y a los grandes consorcios exportadores.


Al contrario de lo que pasó la semana pasada, no hubo cortes de tránsito para no molestar a los turistas, sin embargo, en las carreteras no se vieron camiones transitando, y en la Bolsa de Comercio de Rosario -donde se negocia el disponible de los granos- no hubo operaciones.

Según consignan en Clarín, el titular de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, aclaró que “con este paro, que tiene más que ver con lo simbólico porque no habrá ningún tipo de desabastecimiento , queremos reinstalar un problema concreto: que el gobierno popular y progresista está tomando medidas que hacen que se transfieran recursos del bolsillo de los pequeños y medianos productores a las grandes multinacionales de exportación”.

Además, Buzzi agregó que "se postergarán algunos negocios de venta de granos. Se puede demorar unos días cargar algún barco, pero no tiene impacto en la vida económica, mucho menos en la vida cotidiana de la sociedad".

Por su parte, este martes el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, admitió que los productores de trigo “no reciben el precio que deberían recibir”, agregando que “tenemos un problema y lo hemos reconocido, por lo que generamos un financiamiento de un millón de toneladas a tasa cero en el Banco Nación para que el productor pueda resolver su problema”.

El cese de la comercialización de granos se extenderá hasta la medianoche del domingo.