Buenos Aires. La cosecha de trigo del ciclo 2011/12 de Argentina sería de 12,6 millones de toneladas, frente a los entre once millones y 13 millones de toneladas previstos en septiembre, dijo este jueves el Ministerio de Agricultura.

Argentina es uno de los mayores proveedores mundiales de trigo, un cultivo que se vio afectado por el clima seco en esta campaña, aunque las recientes lluvias mejoraron las condiciones de las plantas en medio de los temores por los efectos del fenómeno La Niña, que suele reducir las precipitaciones.

"Las oportunas lluvias registradas en la primera quincena del corriente mes permitieron una recomposición de las reservas hídricas del suelo, resultando muy beneficiosas para los cultivos de cosecha fina en la mayor parte de las zonas productoras", señaló el ministerio de Agricultura.

En su informe mensual de octubre, la cartera estimó el área dedicada al maíz 2011/12 en 4,9 millones de hectáreas, por encima de los 4,56 millones implantados en el ciclo anterior. Los productores ya sembraron el 32% de la superficie estimada.

"Aprovechando las precipitaciones de los últimos días, se intensificó la siembra de maíz en las diferentes regiones productoras", informó el Gobierno.

El Ministerio de Agricultura estimó, informalmente, que la cosecha de maíz de Argentina -el segundo mayor exportador mundial del cereal- llegará a un nivel récord de 30 millones de toneladas.

Con respecto al girasol, el Gobierno indicó que la superficie para la temporada 2011/12 sería de 1,74 millones de toneladas, un 0,6 por ciento por debajo del área de la campaña previa.

Por otro lado, el ministerio modificó su estimación para la producción de soja del ciclo 2010/11, cuya cosecha concluyó hace meses con un volumen de 48,9 millones de toneladas, levemente por encima de los 48,8 millones calculados previamente.