La Paz.- Argentina debe a Bolivia más de US$370 millones por la compra-venta de gas natural de tres meses, deuda que prevé zanjar la próxima semana, cuando se reúnan representantes de ambos gobiernos, informó hoy el presidente de la estatal YPFB, Oscar Barriga.

"Desde Argentina nos han informado que están viendo la posibilidad de desembolsar al menos un mes y seguramente la próxima semana nos sentaremos con ellos para poder analizar la dificultad que han tenido ellos para concretar la cancelación de las facturas", dijo el titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a periodistas en Santa Cruz (este).

El Ministerio de Economía de Bolivia anunció días atrás que Argentina se retrasó en el pago de una tercera factura por la compra de gas, con lo cual la deuda alcanza entre US$370 y 400 millones.

De acuerdo con Oscar Barriga, esta situación es contractual, por lo que está normado y se ejecuta de acuerdo con el contrato.

Confirmó que en los próximos días los ministerios de Hidrocarburos (Bolivia) y de Energía (Argentina), además de las entidades petroleras estatales de ambos países, se reunirán en Santa Cruz para hablar de la "problemática" del gas que se generó en mayo de este año.

Del 1 al 5 de mayo de este año, Bolivia despachó un promedio de 15,4 millones de metros cúbicos día (MMmcd) de gas a Argentina, según YPFB, pero el acuerdo entre ambas naciones señala que el suministro debe llegar a 20,9 millones diarios, lo cual generó el "impasse" entre los Estados.

Pese al incumplimiento de pagos, la autoridad boliviana explicó que se cumplen a cabalidad las nominaciones requeridas por el mercado argentino y negó que exista un déficit en la producción energética.

"Los hidrocarburos tienen la gestión más brillante de toda la historia por los parámetros que manejamos como la renta petrolera de 36.000 millones de dólares", aseveró.

Bolivia tiene dos contratos de compra-venta de gas natural con Brasil y Argentina.