Buenos Aires. Argentina producirá el próximo año el primer lote de uranio enriquecido para propósitos civiles como parte del resurgimiento de su sector de energía atómica, dijo este lunes la presidenta Cristina Fernández.

El uranio enriquecido producido en la planta de 30.000 metros cuadrados de Pilcaniyeu será usado como combustible reactivo, según un comunicado del Ministerio de Planificación.

"El próximo año obtendremos las primeras muestras de uranio enriquecido de esta planta que estamos reabriendo hoy", dijo la presidenta a la estación de noticias C5N.

En la actualidad, Argentina opera dos plantas nucleares: Atucha I, construida junto a Siemens AG, y Embalse, construida en conjunto con AECL, en la provincia de Córdoba.

Fernández también dijo que el próximo año se pondría en marcha una nueva planta nuclear, Atucha II, que generaría cerca de 750 megavatios y cubriría casi un 3% del total de la producción de energía de Argentina. Atucha II estaba originalmente estipulada para 1987 pero fue postergada por razones políticas y económicas.