Buenos Aires. A partir de esta semana estará prohibido pescar merluza en las costas de Argentina, según una disposición ordenada por el Consejo Federal Pesquero (CFP) que busca evitar su extinción.

La zona vedada por 30 días abarca el meridiano 58° y 59° 00 longitud oeste hasta el paralelo 40°30 a 41°00 latitud sur, donde estará suspendida la extracción de la merluza hubbsi (merluza argentina o austral).

La medida se suma a la suspensión de la pesca del calamar al sur del paralelo 44°, tres meses antes de su veda oficial debido a la baja biomasa del recurso.

Las razones de la escasez de los recursos no están del todo clara, sin embargo, los expertos en la materia aventuran que podría tratarse de un conjunto de factores climatológicos, como lo declaró la Auditoria General de la Nación.

Este organismo, además cuestionó la interrupción del intercambio de información científica entre el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) y el Imperial College de Londres, citó el medio local Clarín.

Durante 2010 se pescaron 275.665 toneladas de merluza austral, un volumen encima por el recomendado por el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep).

Se estima que un 10% de las extracciones totales se tratarían de no declaradas, acciones que irían en desmedro del recurso.