Buenos Aires. El impulso a la fabricación de computadoras portátiles en el polo productivo de Tierra del Fuego, el programa MiPC y el aumento de la producción nacional de software posibilitaron el incremento del acceso a la conectividad a casi el 60% de los habitantes del país.

De este modo, se logró "una reducción de la brecha digital y se posibilitó la innovación tecnológica a PyMEs y emprendedores", según un informe del Ministerio de Industria.

El gobierno puso en marcha en abril del año pasado el programa Conectar Igualdad, que entregó hasta el momento 1,8 millones de netbooks a alumnos y docentes de escuelas públicas secundarias y prevé otorgar otras 1,2 millones durante el 2012.

La producción de todos esos equipos deberán realizarla empresas radicadas en el país, al tiempo que deberán incrementar sus inversiones para que las computadoras cuenten con no menos del 60% de componentes nacionales.

“Continuamos impulsando políticas públicas para activar este sector estratégico de la industria, a la vez que se promueve la inclusión digital capacitando en nuevas tecnologías y herramientas informáticas en todas las regiones del país”, sostuvo la ministra de Industria, Débora Giorgi.

Según un estudio de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en el país había 3,7 millones de usuarios de Internet en el 2001 y a fines del 2010 ya sumaban más de 26,5 millones, lo que implica más del 66% de la población.

Esto estuvo acompañado de una suba de empresas que comercializan a través de la red: más de un 28% de las PyMEs vende o compra en línea, frente a unas pocas decenas de empresas hace menos de diez años.

Por su parte, la producción de computadoras portátiles en Tierra del Fuego comenzó a principios de este año y ya llevan fabricadas casi medio millón de unidades.

El Ministerio de Industria recibió 20 proyectos para producir más de 7 millones de notebooks y netbooks, de los cuales están aprobados 13 por una inversión total de 428 millones de pesos.

También se aprobó el primer proyecto de para producir tablets a partir de una inversión de un millón de pesos, con lo que fabricará hasta 50.000 unidades anuales.

Asimismo, hay otros 16 proyectos presentados y las empresas estiman producir en la isla 200.000 tablets durante el primer año.

Las proyecciones indican que en 2012 más del 50% de las notebooks y netbooks que se vendan en el país van a ser fabricadas en territorio nacional.

Por otra parte, la cartera de Industria tiene bajo su órbita el Programa MiPC, que ya instaló más de 200 centros para facilitar el acceso informático público y gratuito.

“Con estos espacios buscamos la igualdad de oportunidades en todas las regiones del país, facilitando el acceso a las nuevas tecnologías a personas que, de otra manera, les resultaría imposible acceder a estas”, manifestó Giorgi.

También el sector de software, que recibe los beneficios fiscales de la Ley del Software, acompaña este proceso de incremento de la conectividad, ya que "el incremento de la producción de computadoras portátiles nacionales se dio en paralelo al fortalecimiento del sector del software".

Entre 2003 y 2010, las ventas del sector crecieron un 210%, alcanzando los US$ 2.600 millones; y, en el mismo período, las exportaciones casi se cuadriplicaron, al llegar en 2010 a los US$ 663 millones.