Buenos Aires. El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, justificó este lunes los incentivos tributarios al sector vitivinícola "para superar los US$1.000 millones en exportación".

El funcionario se refirió de este modo a la prórroga por otro año de la exención de impuestos internos para las bodegas fabricantes de champaña, anunciada el sábado y formalizada hoy a través del decreto 266.

Los envíos del rubro al exterior "pasaron de US$164 millones a casi US$164 millones, un crecimiento de 402%", destacó Capitanich a la prensa.

La participación de la industria vitivinícola argentina en el mercado mundial pasó de 1% a 3%, mientras el sector emplea a unos 10.000 trabajadores.